Filias y fobias

viernes, 26 de enero de 2007

En capítulos anteriores: Bueno mas que nada disculparme por los posibles catalanismos que se me cuelen por aquí.

Filias y fobias

Junto con los números otra de mis fobias es el deporte, mas concretamente para los que necesitas monitor o compañero, y creedme si alguna vez jugáis al tenis conmigo, lo entenderéis.
Mis abuelos tienen la típica residencia de verano y justo delante de su casa esta el club de campo, realmente grande y bonito y…… para mi, aterrador. Hace unos años que esta cerrado, pero antes toda la familia tenia el carnet de socio y eso incluía acceso a las pistas de tenis, mis tíos y primos juegan muy bien pero yo era ir y acabar con un pelotazo en la cabeza, mi madre dice que eso lo heredé de ella ( que también es muy torpe) yo hubiera preferido heredar el color de sus ojos por ejemplo.
También tuve un intento de gimnasio… me apunte a clases de akido que ya conté que lo deje porque veía tonto pagar para que te peguen, pero los (pocos) meses que fui a las clases…. fueron un calvario, un día normal de una de estas clases era mas o menos así:
Llegar con el tiempo justo para cambiarme de ropa y ponerme el trajecito blanco, ir a buscar al profe para que me hiciera el nudo porque yo era incapaz y el calentamiento, hasta aquí mas o menos bien, lo peor era el momento de ponernos por parejas y hacer los ejercicios yo miraba atento lo que tenia que hacer, y me aprendí la respiración correcta para coger fuerza y todo, pero antes que acabara de soltar el aire PAM ya estaba en el suelo dando golpecitos con las manos a la colchoneta (que era la manera de implorar clemencia a tu compañero/agresor) para colmo de males a mi siempre me tocaba con un chico que era el triple de grande que yo ( no exagero) y que me sacaba cabeza y media, yo no soy pequeño pero al lado de el daba pena verme y ya debajo dando palmaditas al suelo, patético…
Decidí dejarlo el día que el profesor se me acerco muy serio y me dijo que a mi havia que espabilarme y sin pensárselo dos veces va el tío y agarra un palo de madera, me dice que me defienda con lo que he aprendido hasta ahora, que el me pegara golpecitos, yo que no sabia hacer nada y el tío que era muy bruto, me dio por correr…. El me perseguía por toda la clase y yo corriendo, aun oigo las risas de mis compañeros… no volví mas.

PD: En unos días empieza en fox a tercera temporada de mujeres desesperadas…

1 comentarios:

Tony Tornado dijo...

No te disculpes, me parece una monada...