So much Violence into Silence

jueves, 11 de septiembre de 2008

Cuando tenía 9 años fui victima de un abuso sexual por parte de un amigo de mis padres, mi cerebro infantil olvido ese echo hasta que, 7 años después, después de los abusos del colegio, en este caso por maricón, acabe ingresado en una institución psiquiatrica que me salvo la vida, en ese momento, en una sesión, recordé todo y entendí el por qué desarrolle esa fobia social.

Muchos años han pasado ya desde mi alta y podría decir que estoy mejor que nunca, hasta hoy.

Cuando iba a cruzar la esquina no he visto a aquel árabe que media dos metros y medios y que, agarrandome por la cintura, me ha dicho: donde vas, yogurín. Se me ha helado la sangre.
No he visto venir al segundo, en este caso español, individuo de dos metros que mientras me cerraba el paso por detrás, susurraba que me iba a apuñalar…
Mientras que uno me tiraba contra la pared, el otro aprovechaba para inmovilizarme, mientras uno me quitaba el móvil de las manos, en ese momento hablaba con mi madre, el otro aprovechaba para darme un manotazo en la cara y quitarme las gafas de sol.

Acabar de quitarme todas las cosas, de asegurarse de que no llevaba nada más y de insultarme y empujarme un poquito más, no les ha llevado tanto tiempo como intentar tirarme al suelo.

He llegado al bar de la esquina con lo puesto, el chico que nos conoce me ha preguntado que pasaba, entrecortado se lo he dicho y mientras él llamaba a mis padres, yo me he encogido en una silla. Y mientras acercaba él me acercaba una tila, yo me he puesto a llorar….

No duele el golpe, no duele lo robado, duele la humillación, duele que me coarten la libertad. Mi libertad, la que tanto me costó…

El señor de la policía, me ha dicho que eso era robo con intimidación y violencia, que hablará con un psicólogo y que si quería pasar para el parte medico…

Yo sólo quería irme a casa.

15 comentarios:

Nepomuk dijo...

¿Un árabe diciendo yogurín? extraño surrealismo, vive dios... estos árabes de hoy en día se están volviendo menos árabes que nunca.

Me alegro que estés entero. Móvil menos, gafas de más, dan igual. Todo lo que se pueda reponer con pasta, da igual.

No...eso no iba por el psicólogo.

Olwen dijo...

Will... Después de algo así, no dejes de acercarte a los tuyos. Déjate mimar. Y bueno, no descartes lo del psicólogo...

Cuando alguien se queda "sin aliento" en algún momento de su vida, aunque hayan pasado muchos años, siempre hay una factura pendiente.

Un beso y un abrazo. Hoy especiales, si? ;)

Mac Dubh dijo...

Will ...
no se como ayudarte...Me he quedado helado.Te llamaría pero no tienes móvil. ¡Que impotencia! Lo siento

Sota dijo...

Joder...

Will dijo...

Gracias, no estoy bien, pero lo estaré....

starfighter dijo...

Un abrazo chiquillo

Nils dijo...

ostras, Will, lo siento mucho, espero que poco a poco te vayas reponiendo y que te sientas arropado por los que te quieren. Un fuerte abrazo!!

Casta dijo...

Un petonet i una abraçada de gegant.

nanyu fonseca dijo...

jolines, chiquitin... haz caso a olwen, arrimate a los tuyos.

raul dijo...

vendo movil, bueno, bonito, barato

;) un abrazo illo

reve dijo...

will...

Mac Dubh dijo...

¿Estas mejor? Dinos algo

Will dijo...

a venido Grace a verme esta tarde, justo se acaba de ir, me ha acompañado a ir de compras, al super, y hemos estado hablando y riendo.....

Mi Gracie, mi fiel compañera, mi animo cuando estoy triste...

¿como no voy a estar mejor despues de lo mucho que me ha hecho reir?

:)

Resistire! para seguir viviendo

pijomad dijo...

mucho ánimo.. se lo impune que te sientes... también pasa.. pero es una patada. Animo.

KlausK dijo...

Willito, nada como un sábado sabadete, para pasar el trago