Necesito un respiro

domingo, 11 de noviembre de 2007

A veces me cuesta sentarme a escribir y dejar que las palabras salgan solas, me preocupa quien pueda llegar a leer esto, hay otras veces que me da igual y cuelgo fotos y cosas que claramente hacen reconocer a quien se esconde detrás de Will... hoy es uno de esos días.

21 días de hospital (y lo que te rondare moreno...)

Ha pasado de todo, días en los que claramente parecía irse, días en los que una pequeña mejora hacia pensar que quizás no y sobretodo muchas reuniones y muchas cosas por hacer.

El viernes, el equipo de médicos que lo llevan (que queda muy fino lo de equipo pero son dos) quiso reunirse con los familiares mas directos para dar esta noticia: esta estable (lo cual es mucho) las facultades perdidas será difícil que las recupere pero con una atención constante, es decir una enfermera, podría estar en casa el tiempo que sea...

(buffff un pequeño respiro)

Dentro de esa reunión se decidió no alargar la situación más de lo que la naturaleza quira, evitando ciertas operaciones que serian solo para alargar una agonía innecesaria y que sean días, semanas o meses, que al menos sean con el mínimo padecimiento.

Puedo imaginarme lo duro que tuvo que ser tomar esta decisión para una persona que lleva 60 años con él, pero como ella misma dice: ¿tu crees que esa seria manera de vivir? Es mas ¿tú querrías vivir así?

Yo me he mantenido ocupado haciendo mil cosas, moviéndome mucho y evitando pensar.. y si, he acabado en urgencias con unos síntomas rarísimos que en teoría se asocian a infecciones pero que según el medico, era por mi estado de nervios, se veía venir... vamos que uno aguanta lo que aguanta así que el sábado decidí apagar el móvil, quedarme solo y pararme a pensar.

Quería estar solo por que yo nunca estoy solo, siempre tengo apoyos y gente al rededor que me cuidan y que yo agradezco muchísimo, pero tomarlo como acto de egoísmo pero ese día solo necesitaba descansar y pensar...

Y me di cuenta, me di cuenta que cuando llegue el momento, él se merece una sonrisa, y se merecía ver caras alegres y que realmente estemos contentos por todo lo que nos ha dado y por eso yo ahora estoy bien, por que creo que es justo apartar el dolor y quedarnos con lo bueno, además que si pudiera hablar, seguro que nos diría: no quiero penas ni lloros por mi.

Mil gracias a todos los mensajes, llamadas y mails, de corazón!

7 comentarios:

nanyu fonseca dijo...

hola chatin! lo que hiciste el sabado no es ningun acto de egoismo. apagar el movil es un acto de amor propio!!

Sota dijo...

Ni siquiera amor propio. En esas situaciones (y lo se porque las he pasado) aislarse un rato es un acto de estricta supervivencia.

Nosotras mismas dijo...

A veces, hay que salir de los agobios.

saludos.

David dijo...

Aunque haya veces que en estos post no comente (por vergüenza), sabes que lo que pienso y te diría.
Fdo.: Un sufridor del móvil.

Will dijo...

Nanyu: Pues eso debe ser, pero ahora noto que me mira con rencor...

Sota: El caso es que al final, uno tiene que hacer lo que necesita hacer no?

Vosotras mismas: bienvenidas, siento que llegeis en este punto de mi blog-vida

Da: como te gusta recordarme lo del movil eh!

Y tu sabes lo que yo te diria, asi que todos sabemos todo :P

Akroon dijo...

Sip, es cuestión de supervivencia, de no acabar loco, de pararte un momento y respirar... ya sabes que te comprendo porque sé qué es pasar por esas cosas.

Sé todo lo 'egoísta' que necesites ser, y para cuando te haga falta, aquí estoy.

Petons...!

Maggie Wang Kenobi dijo...

muacmuac