Croquetas y triciclos

martes, 3 de febrero de 2009

Todos los que hayan compartido una cena/comida conmigo saben que yo soy de poco comer, por eso este mediodía, cuando he conseguido bajar del ascensor en casa de mis abuelos con un móvil en la mano, un ramo de flores en otra, con la bolsa de enorme de Gstar bajo el brazo y cara de susto, me he asustado mucho más al ver que lo que iba a ser una comida ligera de cumpleaños (Will, cumplo 82 años no quiero escuchar que estoy guapa, porque tengo espejos y estoy mayor) en realidad era:

- 2 pizzas familiares.

- Croquetas de queso.

- Jamón

- Queso de muchos tipos.

- Sopa.

- Ensalada de Pasta.

- Y lomo a la plancha.

Para 4 personas….

Cuando han empezado a comentar que Villa Truman se ha quedado sin árboles, por la ventolera de estos días, he pensado que ya estaba, que por fin podía tirarme al sofá a intentar digerirlo todo… quedaba el pastel, claro.

Una vez recobrada la movilidad me he juntado con Maf para ir de autoescuela en autoescuela hasta que por fin he encontrado la que me gustaba.

El hecho de que la segunda opción diera mucho miedo, no tiene nada que ver.

5 comentarios:

Casta dijo...

Felicidades a la iaia!! Y aunque llego la última me bueno que volviste!!!

Nyc dijo...

Ehem, ehem. Se puede? Se te echaba de menos

Will dijo...

Casta: bienvenida!!!!! quieres algo de beber?

Nyc: Lo mismo que casta, pasa y ponte comodo!

nanyu dijo...

no, casta, siento contradecirte: YO SOY EL ULTIMO!

Sota dijo...

Pues no es tanta comida, tampoco...