Por el amor de Dios!

lunes, 3 de noviembre de 2008

Pasa cada temporada, las mujeres Truman se vuelven locas y empiezan a intercambiar la ropa que se han ido comprando y acumulando. Como sea que mis tías y mi madre usan la misma talla, desde que unas perdieron peso y otras lo cogieron, pero ese es otro tema, mi casa se ha convertido en una suerte de jerséis, pantalones, faldas y bolsos a intercambiar y: OYOYOYtequedaperfecto.

Demasiado para mí.

Sobretodo porque vengo de un fin de semana chungo en el que amanecí el sábado con una resaca rarísima, no había bebido tanto, de hecho desde el incidente he decidido beber mucho menos y no había estado tanto tiempo.

Volviendo al domingo, después de pasarme el sábado estudiando, yo había quedado con Mrs Hilton para comentar un par de temas y para repasar el examen del lunes. Mrs Hilton está de un aplicado últimamente que da miedo y yo, yo hago lo que puedo.

Hago lo que puedo considerando que los problemas se me agolpan y que los nuevos follones de este fin de semana no han hecho si no más que aumentar mis ganas de salir corriendo. Espera no, creo que eso es una canción.

Lo malo es que me he dejado las infusiones en el trabajo, que como dije el jueves es lo último que me salva de la crisis nerviosas de retahílas del tipo: grrrrr, aiaiaia, JODER, uys!

Lo del grrrr es literal, que el otro día me sorprendí gruñendole a la lluvia.

¿Estoy perdiendo la cabeza?

12 comentarios:

Mac Dubh dijo...

Son fases en la vida, unos días les gruñes al cielo y otras le gruñes al libro que lees por que no te gusta..Al día siguiente te gruñen a ti y tu acabas dejando de gruñir otro día por que ya pasas...

Sota dijo...

Gruñirle a la lluvia no es malo. Mientras no intentes atraparla a dentelladas, no tienes que preocuparte.

(el Incidente, con mayúsculas, por favor)

starfighter dijo...

Gruñir no es malo, hombre, de vez en cuando viene bien. Suerte con el examen ;)

nicanica dijo...

(ay, Will, yo no gruño, directamente ladro, que igual será peor desde el punto de vista de la salud mental, pero me quedo de relajada... y además, cada vez ladro mejor)

Will dijo...

Y ahora ya sabemos porque te siguen los perros del barrio...

Di dijo...

Lo de intercambiar la ropa está bien. El problema es cuando te la roban. Así directamente.

Suerte en el examen de hoy.

peibol dijo...

Cuando tu madre y tu tía tienen la mimsa talla, pero tú ves que es sólo tu tía la que se lleva más y más cosas del armario de tu madre...¿Cómo se llama eso? ¿Generosidad o aprovechamiento? No sé que pensar...

Will dijo...

Bondad de corazon? jijjiji

Bienvenido, peibol

Casta dijo...

Uisshhh un mercadillo que divertido!!!

nanyu fonseca dijo...

will, mientras no oigas los gruñidos de la lluvia no habras perdido la cabeza del todo. tranquilo.

Olwen dijo...

Qué bien, otro que gruñe!! Yo lo hago, pero nunca a la lluvia, que a mi me encanta.

Lo de la ropa es muy, muy, pero que muy divertido. En mi casa pasaba lo mismo porque éramos 4 mujeres... Ahora tengo TODO gayumbos en mi tendedero. Sniff.

Suerte en el examen.
Besitos.

Grace dijo...

yo hago "meus" de distintos tipos...estamos para que nos encierren, sí.
El Incidente,mmmmm interesante.